Orlando Fundichely ha regresado para estar más tiempo con su familia. (USI)
Orlando Fundichely ha regresado para estar más tiempo con su familia. (USI)

El actor cubano decidió dejar la conducción del reality Esto es guerra de Bolivia para regresar a nuestro país, porque desea permanecer más tiempo con su familia y ver ofertas actorales.

¿Por qué te retiraste del reality 'Esto es guerra' de Bolivia?Mi familia está en primer lugar y ya era mucho tiempo que estaba alejado de ellos. Eso pesó más. Estuve un año en la conducción de Esto es guerra en Bolivia y agradezco la oportunidad, pero se cumplió mi contrato y no seguí más.

¿El ráting los acompañaba?Estábamos en un canal que no es el más fuerte (en sintonía), pero la acogida fue maravillosa. Hicimos buen ráting en un horario reñido. El reality entra a la tercera temporada y desconozco quién será mi reemplazo.

¿Estás involucrado en nuevos proyectos en nuestro país? Este mes empiezo un tema empresarial que no tiene nada que ver con lo artístico. También hay la oferta de una telenovela de Telemundo en Miami y proyectos que me han conversado de América TV. He dejado de lado los proyectos propios que quisiera retomar en algún momento. Mi prioridad es quedarme en el Perú, pero debo tomar una decisión en este mes.

¿No te han llamado para regresar a Al fondo hay sitio?Puede ser una buena opción, es una puerta que no está cerrada. 'Carlos Cabrera' es un personaje que pegó mucho y no está cerrado su regreso. Es uno de los trabajos más lindos que he hecho en mi vida. Ahora lo que quiero es disfrutar de este tiempo con mis hijos junto a Karina (Rivera).

¿Entonces, es posible que te reconcilies con Karina?Ojalá… Afortunadamente tenemos una buena relación más allá de los problemas que hayamos tenido como pareja. No podría decir eso (reconciliación), ya que son varios factores y es complicado. El tiempo que se encargue de eso y yo pondré mi cuota.

¿Estar en Bolivia te sirvió para que la extrañes e intentes retomar la relación con ella?Siempre se extraña, mentiría si dijera lo contrario. Cada vez que vengo al Perú ella siempre me ha dicho que vaya a la casa y no me quede en otro sitio, ya que ahí están mis hijas. Por el momento, estamos disfrutando de una linda amistad, de nuestros hijos y, después, que sea lo que Dios quiera.

Por césar Salazar (asalazar@peru21.pe)

TAGS RELACIONADOS