(Internet)
(Internet)

El famoso actor estadounidense está en proceso de perder 26 kilos para interpretar a un enfermo de VIH en el nuevo proyecto cinematográfico para el que trabaja.

Conocido no solo por su trabajo, sino también por su envidiable físico, Mcconaughey se suma ahora a estrellas como Renee Zellweger (El Diario de Bridget Jones) o Christian Bale (The Dark Knight Rises, El Maquinista), que han sometido su cuerpo a terribles cambios para dar la talla a exigentes papeles.

El rodaje comienza en setiembre y a pesar de lo desmejorada que se ve su figura, al actor le falta adelgazar todavía la mitad de lo estipulado en el contrato.