No hubo gasto adicional público el 2011, según Castilla. (USI)
No hubo gasto adicional público el 2011, según Castilla. (USI)

La crisis mundial ha sido una constante durante el 2011 y su real magnitud sigue causando expectativa a nivel internacional. Para evitar que tenga un impacto negativo en la economía nacional, el ministro de Economía mencionó cinco reformas que se ha planteado el Estado para este 2012.

En primer lugar, se busca reducir costos de transacción de las empresas e implementar el uso de las tecnologías de la información para que las empresas puedan operar mejor y así aumentar la competitividad. Segundo, están planificadas las reformas en el código tributario, para que las leyes del Impuesto a la Renta y del IGV permitan una mejor fiscalización y facilidad de cobranza.

En tercer lugar, buscarán propiciar más competencia y eficiencia en el sistema privado de pensiones. Cuarto, una reforma de la carrera pública que empezó con el (CAS) y, en último lugar, el fortalecimiento del mercado de capitales. "Faltan instrumentos, hay cuellos de botella regulatorios, temas impositivos a los que se puede dar un trato más neutral entre el sistema bancario y el mercado de capitales", dijo Castilla.

La implementación de estas reformas dependerá, según el titular de Economía, de las comisiones técnicas y del trabajo conjunto que realicen con el .

Asimismo, Castilla aseguró que se buscarán atajos para que las reformas, todas a largo plazo, puedan tener efectos positivos que la población pueda sentir a corto plazo "pues las expectativas están al más alto nivel y hay que cumplir".

TODO ESTABA PRESUPUESTADOEl ministro aseguró que los gastos público, como los beneficios laborales que están recibiendo los trabajadores del y la liberación de los topes salariales para los técnicos en los ministerios ya estaban planificados y no fueron adicionales.

"No cambia en absoluto nuestro estimado de resultado fiscal positivo, que en el 2011 se calcula en poco más de 2% del PBI y que, en el presente año, dado que vamos a llevar una política fiscal expansiva, tengamos un ligero superávit o cuentas balanceadas", dijo Castilla.