El último proyecto de ley que presentó el Ejecutivo ante el Congreso no solo busca garantizar el acceso a los en las farmacias, obligándolas a tener stock de estos productos, sino también plantea que los fabricantes e importadores reporten cuáles han quedado descontinuados en el mercado.

En la propuesta elaborada por el Gobierno se “establece la obligación de informar sobre la discontinuación temporal y definitiva de la fabricación o importación de medicamentos y productos biológicos” y ello se aplicaría sobre los titulares de un registro sanitario o de un certificado de registro sanitario de tales productos.

El incumplimiento de la norma se sancionaría “hasta con dos Unidades Impositivas Tributarias”; es decir, S/8,400.

Esta medida dispondría que la Autoridad Nacional de Productos Farmacéuticos publique en su portal web si el mencionado producto estará descontinuado de forma total o definitiva.

Abastecimiento
Para garantizar la disponibilidad de los medicamentos genéricos, el proyecto de ley también contempla la elaboración de un listado de medicamentos esenciales por parte del Ministerio de Salud.

En este caso, el incumplimiento por parte de las farmacias sería sancionado con hasta cuatro UIT o S/16,800.