Pese a que ni los fracasos de la selección ni las críticas de la hinchada han logrado que dé un paso al costado como titular de la Federación Peruana de Fútbol (), el Poder Judicial podría ser el que le ponga fin a su extenso mandato de 11 años, luego de que le abriera un proceso penal por fraude, usurpación de funciones y aceptación indebida de cargo en agravio del Estado y el Instituto Peruano del Deporte (IPD).

El juez Alexis Vargas, titular del 12 Juzgado Penal de Lima, señala que Burga Seoane, a sabiendas de que , lo hizo dolosamente y con la supuesta complicidad del comité electoral de la FPF, informó 90 Segundos Matinal.

El magistrado añade en su resolución que el Poder Judicial rechazó todas las impugnaciones que el cuestionado dirigente ha presentado para dejar sin efecto su inhabilitación y, por lo tanto, la revocatoria de su cargo por incurrir en falta grave en el ejercicio de sus funciones se encuentra vigente.

Asimismo, dispuso el embargo preventivo de todos los bienes de Manuel Burga y solicitó información de sus cuentas bancarias, registros públicos y propiedades, a fin de inmovilizarlos y garantizar una posible reparación civil en favor del Estado.

Como supuestos cómplices del titular de la FPF en este caso fueron incluidos en el proceso cuatro altos dirigentes deportivos, entre los que se encuentran y .

Manuel Burga fue citado para el próximo 14 de octubre y, de no concurrir, el magistrado ordenó que sea le declare como reo ausente y se proceda con su captura.

Curiosamente, hace unos días, Burga Seoane , pese a que los 11 años en los que ha estado al frente del fútbol peruano han sido un total fracaso, incluida la última eliminación a .