DENUNCIA SERIA. Amado Boudou junto a Fernández, a quien la prensa le reclama responder preguntas. (Reuters)
DENUNCIA SERIA. Amado Boudou junto a Fernández, a quien la prensa le reclama responder preguntas. (Reuters)

BUENOS AIRES (EFE).– El vicepresidente argentino, Amado Boudou, fue imputado por un fiscal en el marco de una denuncia por enriquecimiento ilícito debido a al injustificado incremento de su patrimonio.

De acuerdo a la acusación hecha ante el juez, Boudou sería partícipe de sospechosas operaciones, entre ellas la compra de terrenos en un exclusivo barrio privado de la costa atlántica, así como de un departamento en una lujosa torre del barrio porteño de Puerto Madero. Estas adquisiciones se realizaron con suculentas sumas de dinero que no se condicen con su sueldo de empleado público en la última década.

El fiscal Jorge Di Lello acusó, además, al empresario Alejandro Vandenbroele, al abogado José María Núñez Carmona y a la periodista Agustina Kampfer, novia del vicepresidente. Todos ellos habrían actuado como testaferros de dicho funcionario de 48 años.

EXIGEN RESPUESTASEnterados de la denuncia fiscal, el bloque de diputados del Frente Amplio Progresista pidió a Boudou que presente de inmediato su renuncia.

De otro lado, cerca de un centenar de periodistas argentinos reclamaron al Gobierno de Cristina Fernández ruedas de prensa con preguntas y que se garantice el acceso a la información pública en un documento publicado en diversos medios de comunicación.

TENGA EN CUENTA

- Boudou protagonizó una ascendente carrera durante el kirchnerismo.

- Desde 2009 hasta 201 fue ministro de Economía.