notitle
notitle

Adolfo Guevara,Opina.21aguevara@peru21.com

En un individuo sano, la sangre se coagula fuera del aparato circulatorio (hematoma). Puede haber trombos en arterias y en venas. La formación de trombos tiene que ver con la disminución del flujo sanguíneo o por el reposo excesivo tras una operación. El acto quirúrgico favorece la coagulación excesiva. Otra causa es el daño en los endotelios (membranas internas de los vasos sanguíneos). Esta parte del sistema circulatorio se ve afectada por diversos traumas, como golpes fuertes en las piernas. Hay grupos de enfermedades –llamadas del colágeno– que tienen respuestas exageradas ante cualquier agresión. En ocasiones se observa este comportamiento en obesos mórbidos. De allí la necesidad de que estos entren al quirófano con algún tratamiento de profilaxis de trombos, como el uso de heparinas. Hay fármacos que se emplean en el posoperatorio para prevenir la trombosis.