A su casa y sin sentencia. (USI)
A su casa y sin sentencia. (USI)

Pese a que, hace un año, Alberto Químper fue sorprendido violando las reglas de conducta de su arresto domiciliario, el Tribunal Constitucional (TC) dictaminó, por mayoría, anular la orden de detención que la Tercera Sala Penal Liquidadora le había impuesto.

El máximo órgano de justicia constitucional cuestionó esa decisión al recordar que, el 21 de octubre de 2011, un día después de que se ordenara la detención del procesado, este había cumplido tres años de arresto domiciliario, por lo que le correspondía afrontar su proceso en libertad y no en prisión.

Agrega que en la resolución judicial "no se específica de qué manera el hecho de haberse desviado de la ruta para retornar a su domicilio constituye un abandono del arresto domiciliario, máxime si salió de su domicilio conducido por el resguardo policial (…)".

El 18 de octubre de ese año, Químper fue filmado saliendo de un restaurante luego de una diligencia judicial.