Así eran los tatuajes que les hacían en las muñecas. (Policía de España)
Así eran los tatuajes que les hacían en las muñecas. (Policía de España)

MADRID (EFE).– La policía española desarticuló dos clanes de nacionalidad rumana que explotaban sexualmente a mujeres, a quienes les tatuaban códigos de barras en los brazos. En total hay 22 detenidos, entre ellos dos cabecillas.

En la operación fue liberada una de las víctimas, una joven rumana de 19 años que permanecía secuestrada por haber intentado escapar y que, además de sufrir golpes y latigazos, fue marcada con un código de barras en el que constaba su deuda con la red. Además, le habían rasurado la cabellera y las cejas.

"Maletas", "bultos" o "bicicletas" eran algunos de los términos utilizados por los proxenetas para referirse a las mujeres que tenían bajo su control, informó la Policía.

Este grupo captaba, transportaba y explotaba coactivamente a otras mujeres –algunas de ellas menores de edad– en la calle Montera de la capital española y en diversos clubes de la comunidad madrileña.

TENGA EN CUENTA

- Algunos miembros de esta red se dedicaban también al tráfico de estupefacientes y al hurto de los bienes de sus clientes.

- La Policía incautó a los proxenetas tres armas de fuego, sables, machetes y 140 mil euros (alrededor de 185,750 dólares).