Homicidio ocurrió en su casa. (José Caja/USI)
Homicidio ocurrió en su casa. (José Caja/USI)

Crimen pasional. El vigilante Carlos Carpio Frías (29) asesinó de cuatro balazos a su pareja Inés Mallma Tamayo (25) y, luego, se quitó la vida de un disparo en la cabeza.

El sangriento hecho ocurrió la noche del miércoles en la habitación que los dos alquilaban, ubicada en la cuadra seis de la avenida La Mar, en Ate Vitarte. Según los vecinos, la pareja tenía una relación conflictiva y discutía con frecuencia. Él era padre de tres hijos.