VOLVIÓ LA 'MAGIA’. Reyna metió dos golazos y Alianza ganó después de cinco partidos. (Fernando Sangama/USI)
VOLVIÓ LA 'MAGIA’. Reyna metió dos golazos y Alianza ganó después de cinco partidos. (Fernando Sangama/USI)

Carlos Bernuy Florescbernuy@peru21.com

Son piratas, saqueadores de puertos. Jóvenes impetuosos y dispuestos a todo. Yordy Reyna y Jhonny Vidales ya tienen su tesoro: el rol protagónico en la película de la permanencia. Cuando la mar estaba brava. Cuando en Matute se hablaba de psicosociales y de ausencias importantes (Rabanal, Villamarín y Mostto eran baja), los chicos no rehuyeron la responsabilidad ni las patadas. Dejaron el puerto en llamas y le dieron a José Soto el salvavidas deseado.

El Callao nunca opuso resistencia. Se entregó con una formación aún más inexperta que la blanquimorada. Jugadores con galones como el 'Chino' Huamán dejaron el Miguel Grau entre lágrimas porque el barco, ahora sí, se hunde. Orejuela, hasta que salió lesionado, fue bien marcado. Y en la banca, Manuel Tejada y César 'Huevito' Ruiz mordían su bronca sin comprender porqué solo eran reservistas en la batalla final.

Alianza no desaprovechó el regalo. Asustó con un tiro libre de Albarracín a los 16' y abrió la cuenta dos minutos después, cuando Viza se la pasó a Reyna y este, dejando atrás a Muñoz, metió el derechazo cruzado.

Los íntimos habían empezado el saqueo. A los 26', Vidales repitió el pase a Reyna y el delantero volvió a facturar. Tan endemoniado estaba que Hansell Rioja le pegó por la espalda en el área. Penal y tarjeta roja a los 30'. Walter Ibáñez estableció el 3-0. Boys se incendiaba e, incluso, Tejada perdió un penal a los 47'.

En la segunda parte, Vidales (76') puso el cuarto de penal y selló el milagro de octubre. Alianza es de primera. Boys viaja hacia segunda.