Foto: César Fajardo.
Foto: César Fajardo.

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Carola La Rosa,SexólogaAutor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

Estamos en la Semana de Prevención de Embarazos no Deseados. Para hablar de este tema, que afecta la salud pública, entrevistamos a Carola La Rosa, gerenta de Apropo.

¿Cuál es la edad de iniciación sexual promedio en los peruanos?Los últimos estudios señalan que es a los 13 años. En un congreso de sexualidad en los adolescentes discutimos sobre la influencia de la cultura en la sexualidad y allí recordamos, por ejemplo, que nuestros abuelos se casaban muy jóvenes. Hoy casi ya no nos casamos de adolescentes, porque existen mayores opciones de vida, pero eso no significa que no ejerzamos nuestra sexualidad desde adolescentes.

¿Qué tan libres y responsables somos los peruanos al ejercer nuestra sexualidad?El tema fundamental es el acceso a la información. Lamentablemente, no estamos accediendo a esta información. Hay una ley que impide que los adolescentes tengan información de servicios de salud. Las chicas solo pueden ir a los servicios de salud acompañadas de sus padres, y todas las relaciones sexuales en menores de 18 años están penalizadas.

Es irresponsable tipificar como delito el sexo entre menores de edad en una sociedad cuya iniciación sexual promedio es a los 13 años…Así es. Como en otros aspectos, no hay una correspondencia entre la ley y la realidad. La realidad es que hay una sexualidad activa, con consecuencias de maternidad no deseada, con infecciones de transmisión sexual (ITS) y VIH/Sida. Entonces, qué podemos hacer. Ya hablamos de cambiar la ley, pero también debemos trabajar en la formación de las personas. Y, en el hogar, hay que ver cómo instruimos a nuestros hijos, cómo les decimos cómo cuidarse. Es una tarea integral que, al final, tiene que ver con el logro de la felicidad.

¿Siguen siendo conservadores los hogares peruanos?Han cambiado mucho. Sucede que los padres no han tenido formación en sexualidad y se sigue viviendo esta con todos sus mitos y rumores. Si los adultos mayores, quienes muchas veces se ocupan de los nietos, han vivido mal la sexualidad, van a transmitirles estas malas experiencias a los niños que cuidan. Por eso necesitamos que la gente reciba información, la analice y la haga suya.

Hay quienes dicen que, en términos sexuales, la información nos puede llevar hacia el libertinaje…Eso es miedo. Los estudios indican que sucede lo contrario: a más educación, a más información, más retraso en el inicio sexual, menos parejas sexuales, más límites en la sexualidad. Una política de sexualidad eficiente no sale a repartir métodos anticonceptivos a diestra y siniestra, sino que busca llegar a la mente y al corazón de las personas para que sepan cómo actuar. Los métodos anticonceptivos son aliados indispensables, pero antes debemos saber cómo somos, cómo deseamos vivir nuestra sexualidad.

¿Por qué es bueno retrasar el inicio sexual y ser fiel?Porque la sexualidad no lo es todo en la vida. Si bien es importante y parte de nosotros desde que nacemos hasta que morimos, manejarla nos permite alcanzar la madurez y tener mayores perspectivas de futuro: si una niña de 13 años se embaraza, ¿qué futuro le espera?, ¿podrá cumplir sus sueños?

Es católica practicante y tiene un hijo sodálite. Desde su perspectiva, ¿la Iglesia Católica tiene una posición conservadora con respecto al sexo?En algunos aspectos, sí, pero no hemos tenido problemas con ella porque lo que promovemos es la libertad de decidir. Y esta libertad se basa en informarse bien, analizar las cosas y definir cómo vivir. Dentro de la Iglesia, como en toda familia, hay gente abierta y otra cerrada. Nosotros promovemos una cultura de prevención, que todos tengamos los instrumentos para decidir en libertad cómo vivir nuestra sexualidad.

Los padres no están bien informados, la Iglesia es conservadora… ¿La escuela sí está haciendo bien su trabajo?No. Primero, no hay una educación sexual integral, que debe formar parte de la currícula. Además, muchos maestros no tienen resueltos sus problemas de sexualidad y, por eso, no quieren enseñar sobre esta materia. Al maestro hay que capacitarlo. Pero no quiero dejar la sensación de un panorama totalmente negativo: conozco parejas, hogares, maestros y escuelas que están haciendo bien su trabajo.

En el Perú tenemos muchos embarazos no deseados, ¿no es verdad?Aquí, el embarazo temprano es un problema de salud pública. No podemos aceptar que, en los últimos diez años, el porcentaje de embarazos no deseados no haya disminuido: sigue en 13 por ciento. Solucionar este problema nos corresponde a todos: padres, maestros, autoridades, instituciones, Estado. Repito, hay que cambiar las leyes, pero también debemos formarnos en sexualidad.

AUTOFICHA

- Estudié en el Villa María. Soy católica practicante. Tengo un hijo que es un laico consagrado: pertenece al Sodalicio. En casa siempre se habló libremente de sexualidad.

- El embarazo temprano es un problema de salud pública. En los últimos 10 años, los embarazos no deseados no han disminuido: siguen en 13%.

- La sexualidad es inherente al ser humano. Se expresa de varias maneras, desde que nacemos hasta que morimos. Podemos vivirla, sublimarla o reprimirla.