notitle
notitle

Claudio Herzka,Al.Mercadocherzka@peru21.com

Las reglas de tránsito se desobedecen. La policía es inefectiva. Lo que se requiere es una solución integral que combine los esfuerzos de la Municipalidad de Lima con el Ejecutivo. Por lo menos se está atacando el problema sin el miedo del pasado a la reacción política. El bono del chatarreo ya está en marcha, se impulsa la estandarización de buses, se promueve la construcción y el ordenamiento en algunas vías, se trabaja en la regulación de taxis y hay más transporte colectivo, entre otras medidas. Los avances de la municipalidad tienen que ser acompañados por una capacidad de sanción de las múltiples transgresiones. Todos incumplen, el conductor profesional de un bus, el taxista desesperado por clientes, el empresario en BMW, las damas en 4×4 con celular en la mano, y los peatones que cruzan por donde quieren. Mérito del municipio, pero la responsabilidad es de todos.