Aseguró que fue feliz cuando estuvo casada. (USI)
Aseguró que fue feliz cuando estuvo casada. (USI)

La actriz Marisol Aguirre salió en defensa de su familia luego de las críticas por el escándalo que protagonizó su sobrino en un cine (hijo de su hermana Celine), en donde fue agredido físicamente por una pareja de esposos tras vociferar insultos racistas contra ellos.

"Nunca nadie de mi familia ha sido racista, nuestra educación fue inclusiva. Mi padre fue un prototipo peruano: moreno, un cholo rico", indicó la artista en el programa Entre tú y yo.

"Yo asistí al Colegio Franco-Peruano. Allí estudia el hijo del guachimán al lado del hijo del embajador", añadió Marisol.

Respecto a las declaraciones de su exesposo, Christian Meier, quien dijo que disfruta más la vida desde su divorcio, expresó: "Yo fui muy feliz cuando estuve casada, y también ahora, de soltera". Sobre el debut de su hijo Stefano como modelo, señaló que está contenta.