Mascotas en peligro por humo de cigarrillo
Mascotas en peligro por humo de cigarrillo

Todos saben el tremendo daño que causa el humo del cigarrillo en el fumador. También es conocido que los 'fumadores pasivos' pueden contraer el temido cáncer. Pero, ¿qué pasa con las mascotas que viven con un adicto al tabaco?

Un perro que durante un largo período está sometido a la exposición al humo, tiene un 60% de posibilidad de contraer cáncer al pulmón. Así lo reveló un informe de la Sociedad de Neumología de Austria.

En el caso de los canes con hocico largo, su probabilidad de adquirir el mal se incrementa considerablemente, dada la gran sensibilidad de su olfato.

Los gatos se encuentran en una mayor desventaja. De acuerdo con el mismo estudio, los felinos con amos fumadores tienen tres veces más posibilidad de desarrollar un linfoma, el tumor más frecuente en este tipo de animales.

Ello porque los perros y los gatos tienen sus sentidos mucho más desarrollados –y sensibles– que los seres humanos.

En el caso de los perros, la probabilidad de que les aparezca un tumor maligno en la nariz o en los pulmones es muy alta.

Para acabar con este problema, lo ideal sería, según la Comisión Nacional de Lucha Antitabáquica (Colat), que los dueños dejen de fumar.

Y de paso le hace un tremendo favor a su salud.

La otra opción es prohibir el consumo de tabaco en edificios multifamiliares.

DATO

- Además de cáncer, el humo del tabaco puede desencadenar alergias.

- También daña los ojos y genera problemas a la piel.