MONUMENTAL. Iker le tapa un cabezazo a Rakitic. (Reuters)
MONUMENTAL. Iker le tapa un cabezazo a Rakitic. (Reuters)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

GDANSK.- España jugó con fuego. No se quemó, pero quedó claro que es de carne y hueso y que un rival con buenos modales ofensivos le puede hacer daño. Ayer, el campeón mundial pasó sobresaltos y debió escudarse en su portero Iker Casillas para derrotar 1-0 a la dura Croacia y, con ello, clasificar a cuartos de final.

El partido fue una final, de ida y vuelta. Fernando Torres jugó aislado y David Silva estuvo bien marcado, pero ambos generaron un par de ocasiones al inicio.

Hasta que apareció Casillas para llevarse las palmas con grandes paradas ante remates de Srna (25'), Rakitic (59') y Perisic (79').

La tensión de saber que una derrota los dejaba fuera se notó en el juego de la 'Roja', menos claro que de costumbre. Pero Del Bosque acertó con los ingresos de Fábregas y Navas. A un gran pase de Cesc siguió otro de Iniesta para que Navas definiera todo a los 87 minutos.