La Filarmónica de NY en acción. (AP)
La Filarmónica de NY en acción. (AP)

NUEVA YORK (EFE).– El inoportuno sonido de un teléfono celular obligó a interrumpir, por primera vez en la historia, un concierto de la Filarmónica de Nueva York, que no se reanudó hasta que el dueño apagó el móvil.

Los hechos ocurrieron el martes, cuando el director de la Filarmónica, Alan Gilbert, tuvo que detener abruptamente la Novena sinfonía del checo Gustav Mahler, bajar del escenario y pedirle al dueño del teléfono que lo apagara.

Es la primera vez que sucede un hecho de esta naturaleza en la orquesta sinfónica de Nueva York, que ha tocado 14 mil veces a lo largo de sus 170 años de historia.