El fuego acabó con todo a su paso y dejó cenizas. (César Fajardo)
El fuego acabó con todo a su paso y dejó cenizas. (César Fajardo)

Cerca de 500 humildes casas destruidas y 2 mil personas damnificadas es el saldo del incendio que arrasó la Asociación de Vivienda Pampas de Piedras Gordas, en el kilómetro 39.5 de la carretera Panamericana Norte, aseguró el dirigente del lugar, Antonio Jorge Rosales Fonseca.

Los moradores acusaron a una mujer de apellido Candela, quien habría provocado el siniestro. Ella sería vecina de la Asociación Señor de Cachuy, colindante al sector siniestrado. Es más, dijeron que esa mujer ya tiene denuncias en el Ministerio Público por atentar contra pobladores de la zona.

El fuego fue combatido por 19 unidades de bomberos y se contó con la participación de médicos del hospital de Puente Piedra. Rosales, presidente de la Asociación de Vivienda Pampas de Piedras Gordas, calculó en más de 100 mil soles las pérdidas. "Necesitamos frazadas, camas y mosquiteros. Hemos perdido todo. Nuestras casas eran de madera", indicó.

Los pobladores, añadió, no se moverán del lugar y tratarán de reconstruir sus precarios inmuebles. "Somos gente humilde. La mayoría se dedica al comercio ambulatorio", contó. Del lugar se sacaron más de 30 balones de gas para evitar una explosión. Cada vivienda medía 3×6 metros cuadrados. Pampas de Piedras Gordas tenía 18 meses de existencia.

DATOS

- Edgar Mendoza Jácome, jefe de la Microred Los Sureños, reportó dos menores afectados. A uno le atravesó el pie derecho un clavo y el otro presentó quemaduras de primer grado en su mano derecha.

- Se quemó un nido que recién iba a funcionar. Los ninos no estudiarán.