El tenista serbio ganó su tercer Grand Slam consecutivo. (AP)
El tenista serbio ganó su tercer Grand Slam consecutivo. (AP)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

MELBOURNE (Agencias/Perú.21).- "¡Dos sillas, por favor!". Alarmado por el estado de las dos estrellas de la noche, el director del Abierto de Australia modificó de urgencia el protocolo de la entrega de premios, porque Novak Djokovic y Rafael Nadal estaban a punto de derrumbarse.

Tras 5 horas y 53 minutos de la final más larga de un Grand Slam –la anterior era de 4:54, triunfo en cinco sets de Mats Wilander sobre Ivan Lendl en el US Open '88–, los rostros del serbio y del español no permitían adivinar quién era el campeón.

"Por desgracia no puede haber dos ganadores", le dijo 'Nole' a 'Rafa' en la premiación. Esta vez el serbio no se impuso en cuatro sets, como en Wimbledon o el US Open 2011, sino en cinco mangas de infarto e incertidumbre.

Nadal, que cargaba con el peso de seis finales perdidas ante Djokovic el año pasado, pudo llevarse el partido en el quinto set, cuando dominaba 4-2 con su servicio, pero falló un revés que hubiera supuesto el 40-15. El balcánico sacó fuerzas de flaqueza, quebró e igualó todo. Luego, en el undécimo juego, volvió a romper el servicio del mallorquín y sacó para ganar el set y el duelo.

PARA CUALQUIERALa final, que comenzó con un calor de 33 grados, también pudo resolverse en cuatro sets. Djokovic estuvo 4-3 y 40-0 arriba con el saque de Nadal, pero este mantuvo su servicio a punta de tiros ganadores.

Tras una paralización de diez minutos por una lluvia que obligó a cerrar el techo del estadio Rod Laver, 'Rafa' remontó un 3-5 en el tie break y festejó el cuarto set furiosamente. 'Nole', que se había recuperado de una primera manga errática para mostrar todo su talento, no lo creía.

"El quinto set parecía más para mí, pero he jugado contra un jugador que, estando muy cansado, genera fácilmente golpes ganadores", comentó después Nadal sin excusas.

En los tramos finales, Djokovic lucía más cansado y le costaba aguantar los peloteos. Pero es el número uno y tiene el hambre de una fiera en la selva. "Todo es doloroso y horrible, pero disfrutas del dolor. Por eso trabajamos todos los días, para una final de seis horas por un título de Grand Slam", sentenció.

TENGA EN CUENTA

- Djokovic es el quinto jugador de la era open (desde 1968) que gana tres Grand Slam consecutivos, tras Rod Laver, Pete Sampras, Federer y Nadal.

- Ha ganado tres Abiertos de Australia ('08, '11 y '12), Wimbledon y US Open '11.