Foto: Rafael Cornejo.
Foto: Rafael Cornejo.

Karen Schwarz,Miss Perú 2009Autor: Gonzalo Pajaresgpajares@peru21.com

Fue Miss Perú en 2009 y hoy le pone garbo a Yo soy, el programa de Frecuencia Latina. Como corresponde con toda Miss, a Karen Schwarz hay que dejarla hablar. 'Escúchela'.

¿Qué tan atrevida eres?A mis 28 años recién estoy aprendiendo a ser atrevida. Era una chica normal. De mi casa a la universidad, de la universidad a mi casa, no salía a bailar, no era muy sociable, me dedicaba solo a mis actividades cotidianas. Era muy clásica: siempre me callaba, nunca decía las cosas que pensaba, pero, a raíz de Miss Perú, fortalecí mi personalidad. No impongo lo que pienso, pero sí me gusta que me escuchen.

¿De esa inocente condición se aprovechó algún chico malo?(Ríe). No. Soy cariñosa y muy directa. A mis 28 años solo he tenido tres parejas: con uno duré seis años; con el otro, cinco. Mi primer enamorado lo tuve a los 16, lo conocí en la academia… acabé la universidad y terminamos (ríe). Empecé a trabajar, conocí a otras personas, esto le chocó un poco, era celoso.

¿Tú eres celosa?Sí, pero término medio. Me gusta que mi pareja sea celosa, pero no obsesiva. Me gusta que me digan "eres mía". Se siente rico. ¿Si yo digo "eres mío"? También (ríe). Yo sé lo que tengo y cuánto valgo. Pero desde hace un año estoy sola.

Digamos que tienes pareja, ¿te permites apreciar la belleza de los demás?Por supuesto. Es más, miro y lo comento con mi enamorado. Él también puede mirar. No tiene nada de malo. Para mí, la belleza es subjetiva, no tengo un 'hombre perfecto'. Yo me enamoro de la personalidad. Mucha gente no cree esto, me dice "eres una Miss Perú". Sin embargo, para mí no existen los príncipes azules. Me gustan las personas divertidas y con personalidad.

Todas las reinas de belleza a las que he entrevistado últimamente me dicen que prefieren los chicos inteligentes, pero cuando conozco a sus novios, estos resultan guapos y no precisamente inteligentes…(Ríe). Yo mido 1.78 m y durante cinco años salí con un jockey que medía 1.62 m. Me conquistó con su personalidad: es muy divertido, atrevido, se parece mucho a mí. Estuve con él antes y después de ser Miss Perú, y vivió el cambio radical que se produjo en mi vida. Es un ser humano increíble. Muchos me decían "qué haces con un chato", "lo haces por pura publicidad", "lo haces por plata". Nada que ver. Yo soy bastante feminista; que una espere todo del hombre me parece patético. Si quiero algo, me lo compro con mi plata. Además, amo mi trabajo. Hoy estoy más enfocada en lo profesional que en lo sentimental (ríe). Vivo una etapa agitada y necesito un hombre seguro de sí.

Fuiste Miss Perú. ¿Crees que el concurso se ha desprestigiado?Yo participé cuando lo manejaba otra organización. Luego de entregar mi corona, me distancié de los concursos. Este año regresé, pero como invitada. En cuanto a la organización, me pareció impecable, con buenos premios… a mí me tocó la época de las vacas flacas (ríe). Pero tengo mi corona y no me siento una ex-Miss Perú, sino la Miss Perú Universo 2009. En cuanto a las elegidas este año, la belleza es subjetiva. Cualquiera pudo haber ganado pues el jurado fue competente.

¿Tú las habrías elegido?Si hubiese tenido la oportunidad de conocerlas, te daría una respuesta. Cindy también trabaja en Frecuencia Latina, pero no la conozco. Es muy guapa, su sonrisa es espectacular, pero no somos amigas.

Si competías este año, ¿ganabas?Hubiese puesto todo de mí (ríe), pero siento que hoy estoy más guapa que en 2009, más tranquila conmigo misma. Es más, hoy que soy más madura, que estoy más segura de mí misma, que sé lo que quiero, hubiese sido un mejor momento para ser candidata.

Te operaste y te 'desoperaste'…Sí. Cuando entré al Miss Perú era un loco calato. Justo acababa de terminar la universidad y el tema del modelaje no pasaba por mi cabeza. Nunca había sido ni siquiera anfitriona, pero hice unas fotos y los organizadores del Miss Perú las vieron. Me llamaron, yo dije "no", pero mi mamá me convenció. Yo no sabía maquillarme, peinarme, caminar en tacos. Cuando se vio el tema de las operaciones, yo les dije "mi nariz es perfecta, por qué tengo que operarla". El tema me parecía frívolo, les dije que no me iba a operar, pero nos dijeron que, si no nos operábamos, nos retiraban del concurso. Bueno, me operé y no me arrepiento. Mi rostro está mejor.

¿Por qué te sacaste los implantes del pecho?Porque me incomodaban; la gente me miraba el pecho y no la cara (risas). Pero, más que por esto, me los saqué por salud. Ya no me operaré nunca más.

¿Harías un desnudo?Me lo han propuesto, pero he dicho que no porque no me siento preparada. Me cuesta ser sensual frente a una cámara. Quizás cuando tenga 50 años y esté regia haré fotos sensuales, pero un desnudo jamás (risas).

AUTOFICHA

- Soy periodista, me especialicé en el periodismo hípico. Entrevisté varias veces a Claudio Pizarro. Me parece gracioso, atento, amable, pero no es mi amigo.

- En las fotos que hice para Somos me sentí, primero, extraña, pero cuando las vi me sentí supersensual, algo que no me pasa.

- Quiero ser mamá, tener dos o tres hijos. Tengo sobrinos y los trato como si fuesen mis propios hijos. Pero hoy prefiero estar sola y dedicarme de lleno a mi carrera.