Buenos Aires se vio afectada. (Reuters)
Buenos Aires se vio afectada. (Reuters)

BUENOS AIRES (Agencias).– La huelga nacional convocada por los sindicatos de trabajadores opositores al gobierno de la presidenta Cristina Fernández paralizó Buenos Aires y varias ciudades del país al afectar el transporte urbano y aéreo.

Se registraron más de 300 cortes de rutas, aunque ni sindicalistas ni el Gobierno se animaron a dar cifras. La demostración de fuerza fue considerada como un "éxito" por los huelguistas y como una "extorsión" por el Ejecutivo.

La protesta paralizó los trenes y afectó los vuelos domésticos y regionales, la actividad bancaria y a buena parte de las oficinas porteñas.

Los manifestantes exigen el aumento del salario mínimo, menores impuestos y mejores jubilaciones para hacerle frente a la inflación.