ESTANCADOS. Descongestionar el tráfico es la tarea pendiente. (USI)
ESTANCADOS. Descongestionar el tráfico es la tarea pendiente. (USI)

Para el especialista en transporte, Luis Quispe Candia, si bien las mayores ventas de vehículos podrían tomarse como un signo de desarrollo, aún hay tareas pendientes para evitar que el ingreso de autos nuevos saturen más nuestras calles.

Quispe Candia, presidente de la ONG Luz Ámbar, subraya que el parque automotor total creció de 650 mil vehículos en los años noventa a 2 millones doscientos mil.

Si a ello se suma la deficiente semaforización y el desacato generalizado a las normas de tránsito, "el resultado es que la ciudad se ha tornado caótica, el tiempo de viaje se ha duplicado y la pérdida de horas-hombre ya representa más de un millón de dólares anuales", refiere.

El experto asevera que urge poner en marcha un programa de renovación del parque automotor que incluya el chatarreo de autos particulares y que apresure el proceso para el transporte urbano. Falta construir intercambios viales y pasos a desnivel, especialmente para favorecer el transporte masivo de pasajeros.

"Se debe acabar con el transporte tradicional, dar paso al transporte masivo (Metropolitano y Metro de Lima) y hacer realidad el proyecto norte-sur del tren subterráneo de Puente Piedra a San Juan de Miraflores. Así se podrá descongestionar la ciudad", señaló.