CAMBIOS. Construcción de nueva infraestructura tomaría 3 años. (Difusión)
CAMBIOS. Construcción de nueva infraestructura tomaría 3 años. (Difusión)

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, informó que el nuevo proyecto del Gasoducto Sur Peruano demandará una inversión de US$1,800 millones y que su construcción culminaría en tres años.

"Esperamos entregar la concesión en tres meses. El primer tramo (Camisea-Quillabamba) demandará US$1,000 millones y será financiado por el Sistema Eléctrico Nacional, por lo que la tarifa de electricidad subiría en 4%", señaló.

El precio por el servicio de energía, argumentó, se incrementaría más si es que no se financia el gasoducto, pues las nuevas generadoras usarían un combustible más caro.

Cabe recordar que la empresa Kuntur ya tiene un proyecto con un trazado similar que demandará US$5,000 millones y que estaría listo en 2018, según informaron, en su momento, los ejecutivos de esta compañía.

PREOCUPA REFINERÍADe otro lado, el ministro Merino refirió que su cartera se tomará tres meses para estudiar el elevado presupuesto (US$3,450 millones) para modernizar la Refinería de Talara.

"Nos preocupa la información presentada por Petroperú, pues se han duplicado los costos. Veremos si las cifras son consistentes", subrayó.