notitle
notitle

Claudio Herzka,Al.Mercadocherzka@peru21.com

El empresario tiene dudas, pero hay señales positivas, como una intención de manejo económico saludable y una aceleración de la inversión pública. Hay propuestas de reforma importantes en inclusión social, educación y salud, sectores críticos para gran parte de la población. Otras son negativas, como la gestión de la descentralización, la administración legislativa desprestigiada y un sistema judicial congelado en el tiempo. Las demandas crecen y, por el momento, hay recursos para atenderlas. Pero hay nubes negras en el horizonte. Si los proyectos mineros se frenan, habrá presión sobre las divisas y los recursos fiscales. ¿Volveremos a caer en enfermedades del pasado que parecían superadas? ¿Copiaremos la incapacidad de los políticos europeos y de EE.UU. para resolver sus crisis? Esperemos que no.