Detenido. Jang Jin fue puesto a disposición de la Fiscalía de turno por delito de homicidio. (USI)
Detenido. Jang Jin fue puesto a disposición de la Fiscalía de turno por delito de homicidio. (USI)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Un nuevo caso de feminicidio en Lima. La joven de 25 años que piso 12 de un edificio en Lince no se había suicidado, sino que fue arrojada por su pareja. El autor: su conviviente, un ciudadano coreano 26 años mayor que ella.

La Policía detuvo al extranjero quien, en su defensa, manifestó que había actuado ebrio y que no tuvo la intención de matarla.

Eran las 2:00 de la madrugada de ayer cuando Rose Mary Choque Palacios (25) y su pareja, el coreano Jang Jin Baek (51), salieron del karaoke donde ambos trabajaban. Él era el administrador, y ella, una agraciada mesera.

Fueron a su departamento, en el edificio Prescott, ubicado en el jirón Coronel José Leal 1511, en Lince.

Los convivientes llegaron discutiendo e, incluso, sus gritos fueron escuchados por los vecinos. Luego comenzaron a lanzarse diversos objetos y a agredirse físicamente.

Finalmente, el extranjero redujo a la mujer y la llevó hasta la ventana que daba hacia la calle. En medio del forcejeo, la empujó, según informó un oficial de la División de Investigación de Homicidios.

Jang Jin fue detenido y trasladado a los calabozos de la Dirincri. Ahí les contó a los policías que había actuado por celos debido al trato que su pareja tenía con los clientes del local en el que trabajaban. Señaló que ella fue dama de compañía, pero que él la había sacado de ese mundo.