FIGURITA. Jordi Reyna, de 18 años, festeja el primer tanto. Veloz y quimboso, fue el mejor. (Alberto Orbegoso)
FIGURITA. Jordi Reyna, de 18 años, festeja el primer tanto. Veloz y quimboso, fue el mejor. (Alberto Orbegoso)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Por ahora reina la calma en La Victoria. Anoche, Yordi Reyna, el muchacho de 18 años, y el otro chico, Carlos Ascues, se convirtieron en el corazón de Alianza Lima, que se impuso 2-1 a un combativo Sport Boys.

Y todo empezó con Reyna. Se movió como segunda punta, desbordó por los costados y siempre buscó a 'Zlatan', a quien parece habérsele cerrado el arco. Pero Reyna no estuvo solo, lo secundó un movedizo Arroé y un siempre regular Meneses. Boys, en actitud más de espera, apostó por el talento de Tejada, las ganas de Rossel y la fuerza de Caldas. Y aunque ambos crearon situaciones, el cero fue tan frío como el clima de anoche. Al menos en ese momento.

REINA EL GOLA los 49' la peinó Reina, la siguió Arroé y la salvó el golero Morales, pero el rebote quedó para Reina, que definió el 1-0. Luego corrió, se besó la camiseta y recibió honores de figura. Sin embargo, Carlos Orejuela se adelantó a la mala salida de Rivera y enmudeció Matute a cinco del final –y a Jefferson Farfán y a Rinaldo Cruzado, que observaban en un palco–. Hasta que, en la última pelota, Ascues la pescó a la salida de un córner y clavó un gol que se festejó como si valiera la punta.