Genera conflictos con el equipo de producción. (Reuters)
Genera conflictos con el equipo de producción. (Reuters)

A tan solo unos días de debutar como jurado en el reality de talentos The X Factor, la cantante Britney Spears ya genera conflictos con el equipo de producción. Según la prensa estadounidense, la 'Princesa del Pop' tiene un comportamiento de diva en su papel como jueza, tal como sucedió en su primer día de trabajo, cuando se marchó del set muy enojada por la mala interpretación que un concursante hizo de su tema Hold it Against Me.

Testigos contaron que la cantante estuvo mortificada en su camerino y tardó varios minutos en volver al set de televisión. Asimismo, señalaron que la artista se molestó porque el público reaccionó de forma negativa por su manera de calificar a los participantes.

En su contrato se estipula que ella puede dejar el set del programa si requiere de un descanso.