notitle
notitle

Pablo Secada,Al.Mercadopsecada@ipe.org.pe

Los precios de la cocaína –ajustados por su pureza– han estado cayendo. Según un estudio del Premio Nobel Gary Becker, por ejemplo, "cuando la demanda es inelástica no se justifica intentar hacer cumplir la prohibición […] luchar contra las drogas legalizando su uso y gravando el consumo sería más efectivo que continuar prohibiéndo[las]". Es evidente que las políticas de desarrollo y seguridad del Estado peruano son un desastre. No se quiere ni discutir una posición internacional coordinada para debatir la "guerra". Pero tenemos que hacerlo. La cocaína está corroyendo nuestras precarias instituciones. Sin instituciones serias no nos desarrollaremos.