(AP)
(AP)

Después de escuchar los primeros alegatos del equipo jurídico chileno ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, el agente peruano Allan Wagner afirmó ayer que, "hasta ahora", Chile "no nos prueba cuándo y dónde" se suscribió el supuesto tratado de límites marítimos con nuestro país.

Además, enfatizó que durante las intervenciones de la misión peruana –el lunes y el martes– "hemos probado con amplitud" que la Declaración de Santiago de 1952 no es un acuerdo limítrofe.

"Han utilizado los argumentos contenidos en los alegatos escritos de Chile y que nosotros conocíamos, pero, por la forma de su presentación, ahora tendríamos que volverlos a estudiar", indicó.

LA TESIS CHILENADurante cerca de tres horas, primero el agente chileno Alberto van Klaveren y, luego, los abogados Pierre Marie Dupuy (Francia), David Colson (Estados Unidos) y James Crawford (Australia), insistieron en darles el estatus de tratados de límites a los convenios tripartitos de pesca de 1952 y 1954 y presentaron mapas, así como extractos de documentos que –según ellos– abonarían a su tesis, pero que ya fueron desvirtuados por el Perú.

"Ninguna área queda por ser delimitada. Ninguna reclamación queda por ser resuelta", dijo Van Klaveren.

A su turno, Dupuy –quien comenzó su disertación disculpándose porque modificó su texto para responderle al Perú– intentó demostrar que la Declaración de 1952 fue ratificada como un tratado de límites y reconocida como tal, incluso, por la ONU. Agregó que nuestro país no objetó esa condición durante 60 años.

Sostuvo que nuestro abogado, Rodman Bundy, escribió un texto (en 1994) en el que menciona la delimitación marítima peruano-chilena. También señaló que el excanciller peruano Enrique García Sayán afirmó, en 1958, que la Declaración de Santiago era un tratado internacional.

"Al principio de semana pudimos ver este vals de dudas peruanas, pero la amplitud de los pasos de tango se redujo", expresó con ironía.

Después intervino Crawford, quien acusó al Perú de omitir párrafos y sellos de las actas de 1954.

DEFIENDE SU "SOBERANÍA"Desde Santiago, el mandatario Sebastián Piñera aseguró que defenderán la soberanía de sus mares basándose en el derecho internacional, y pidió a los chilenos que esperen "con tranquilidad" el fallo de la Corte de La Haya. "Este gobierno y este presidente sabremos defender, con toda la fuerza de la unidad, del derecho internacional y de los tratados vigentes, nuestros mares y nuestra soberanía, y lo vamos a hacer siempre con total apego al derecho y a la verdad", sentenció.

LO QUE DICE CHILE

- La Declaración de Santiago de 1952 es un tratado de límites marítimos entre Perú, Chile y Ecuador. En ese documento, cada país concluyó que tenía soberanía sobre su propia zona marítima exclusiva.

- El Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Marítima de 1954 confirmó la existencia del límite marítimo en el paralelo geográfico.

- Mediante el Decreto Supremo 781 de 1947 –que suscribieron el entonces presidente peruano José Luis Bustamante y Rivero y el canciller Enrique García Sayán–, el Perú fijó los límites de su zona marítima en los paralelos.

- En 1968 y 1969, Perú y Chile acordaron materializar el límite marítimo construyendo dos faros, lo que confirmó la existencia de una frontera marítima.

- El paralelo, que comienza en el Hito N° 1 y luego se proyecta a las 200 millas, fue determinado por ambos países como el límite marítimo.

LA RESPUESTA DEL PERÚ

- No existe un acuerdo de límites marítimos entre Perú y Chile. La Declaración de 1952 reivindica el derecho de Perú, Chile y Ecuador a proteger y conservar los recursos pesqueros.

- El convenio de 1954 buscó establecer una zona especial de tolerancia para evitar la imposición de sanciones a embarcaciones de poco porte.

- El objetivo del Decreto Supremo 781 no era delimitar los espacios marítimos, sino salvaguardar los intereses amenazados por flotas pesqueras depredadoras. No se pueden establecer límites con terceros países de manera unilateral.

- El documento de 1968 es un informe técnico de nivel subalterno, y el texto de 1969 sirvió para levantar las incidencias de una delegación.

- El Punto Concordia –distante 10 kilómetros del puente del río Lluta– es el punto final de la frontera terrestre, en concordancia con el Tratado de 1929.