notitle
notitle

Los artífices del 'chuponeo' –y, por ende, de su debacle en la carrera a la Alcaldía de Lima– a la lideresa del PPC, Lourdes Flores, fueron identificados por la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin). Se trata de una red de 'chuponeo' a la cual pertenecerían Benedicto Jiménez –'cazador' del cabecilla senderista Abimael Guzmán– y el congresista 'solidario' Heriberto Benítez.

Para la Digimin, ambos habrían participado en este acto ilegal bajo la batuta de Rodolfo Orellana Rengifo, conocido por sus numerosos juicios por estafa y tráfico de terrenos, como lo diera a conocer Perú21 en su momento, además de ser enemigo de Jaime Salinas, personaje cercano a la excandidata presidencial.

El 12 de setiembre de 2010, una encuesta de Ipsos Apoyo reveló que la principal contendora de Flores Nano, la candidata de Fuerza Social, Susana Villarán de la Puente, había repuntado en las preferencias electorales. Es decir, Villarán tenía 33 puntos, mientras que Flores Nano alcanzaba 32.

Una conversación privada entre la candidata del PPC y su amigo Xavier Barrón –en la que ella manifestaba su descontento por las cifras de Apoyo– fue interceptada y difundida por la TV. El siguiente sondeo, 10 días después, mostró que Villarán superaba a Flores por 12 puntos (40 en total), mientras que esta quedaba en 28 por ciento.

El escándalo fue tremendo, pero nadie supo explicar quiénes estaban detrás de la interceptación, hasta que el programa Primera Noticia reveló ayer la existencia de la operación 'Lorito'.

OPERACIÓN 'LORITO'La investigación detectó que Orellana y Benítez eran enemigos de Jorge Pazos Holder, el más 'chuponeado' por la organización. La Digimin identificó dos grabaciones ilícitas a Pazos. Una con Barrón y otra con el hijo de este. Es más, también se identificó que habría grabado el diálogo del exministro Remigio Morales Bermúdez con la secretaria de Lourdes Flores.

El informe revela, además, el "claro apoyo de la organización a Villarán por ser esta colaboradora de la revista Juez Justo". Denuncia que la alcaldesa de Lima no aclaró ayer.

LUGARES DE ESCUCHA Otra revelación que trae 'Lorito' es que los locales donde habrían interceptado las conversaciones pertenecieron al estudio de Orellana Rengifo. Curiosamente, el ubicado en la avenida Guardia Civil 835, San Borja, donde funciona la revista Juez Justo, está a solo tres cuadras de la vivienda de Lourdes Flores.

Barrón lamentó que no se haya hecho nada. "La investigación tiene once meses y, en ese tiempo, ni la Policía ni la Fiscalía me han llamado. Ahora no pienso ir porque hubo una desidia de la Fiscalía", expresó a este diario.

El congresista Heriberto Benítez aclaró que no tiene nada que ver con esta red ilegal y que todo sería una venganza de Pazos Holder, quien –dijo– tiene 100 juicios con Orellana y uno con él. "A Jiménez Baca lo conozco porque fue vicepresidente de una organización de lucha contra la corrupción que yo presidí. Lo frecuenté durante el 2010 y nada más. A Orellana apenas lo vi un par de veces", aseguró.

Jiménez indicó que es una "patraña" pues "me involucran de manera irresponsable". Para él, el informe policial tuvo el precio de 20 mil dólares y fue pagado por Pazos Holder.

El Ministerio Público informó que el chuponeo a Lourdes Flores lo está viendo el fiscal Walter Milla, y dijo que desconoce la existencia del informe 'Lorito' y que, "de existir este presunto informe, sería apócrifo".