Hermano pide justicia. (Alberto Orbegoso)
Hermano pide justicia. (Alberto Orbegoso)

Cinco balazos acabaron con la vida del vigilante Justo Centi Bobadilla (22), quien resguardaba una obra de construcción de pistas y veredas que se ejecutaba en el centro poblado Mi Perú, en Ventanilla.

Ocurrió la tarde del sábado. Dos sujetos –provistos de armas de fuego– bajaron de un mototaxi en la calle Trujillo Mz A, Lt. 16 y dispararon contra el agente a quemarropa en el tórax y en el abdomen. El joven fue trasladado a un nosocomio, pero llegó cadáver.

Luis Martín (20), hermano de Justo, negó que este haya tenido algún enemigo. "No hace mucho que había regresado de Chile. Tenía pocos meses trabajando como vigilante", contó. Agentes de la Divincri Ventanilla presumen que el crimen se produjo por cupos de trabajo.