El menor fue hospitalizado. (Percy Hurtado/USI)
El menor fue hospitalizado. (Percy Hurtado/USI)

La violencia crece entre los escolares. Luego de que el miércoles dos hermanos asesinaran a un compañero de clases, utilizando un hacha y una hoja de afeitar, ayer se registró otro intento de homicidio contra un estudiante del colegio Justo Barrionuevo Álvarez, en el distrito de Oropeza, en Quispicanchis.

El menor de iniciales F.M.Q. (13), del primer año de secundaria, fue atacado por un compañero de su misma edad dentro del salón. Este le colocó una bolsa de plástico en el rostro e intentó asfixiarlo. Felizmente, la intervención de una compañera evitó un desenlace fatal.

Tras el hecho, el menor fue llevado al Hospital Regional y, según los médicos, padece un cuadro de estrés agudo. La madre de la víctima, Tomasa Quispe Compi, solicitó la intervención de las autoridades.