(USI)
(USI)

Una nueva amenaza de bomba causó ayer gran alarma en una transitada zona de San Isidro. Esta vez, la llamada anónima fue a la central del Banco de Comercio, en la cuadra cuatro de la avenida Canaval y Moreyra.

Agentes de la UDEX evacuaron a los trabajadores e inspeccionaron los 17 pisos. Luego informaron que era una falsa alarma. "Pusimos a buen recaudo a las más de mil personas que trabajaban en el edificio", dijo David Ambrosini, gerente del banco.