notitle
notitle

Carmen González, Opina.21Para revalidar el brevete exigen certificado domiciliario. En la comisaría dijeron que, para "agilizar", ahora se expedía en notarías o en municipios. Antes se compraba un formato de 10 soles en el Banco de la Nación y en 48 horas se tenía el documento. Fuimos a la notaría. Había que pagar 40 soles. Al sentir el acento extranjero de mi acompañante, el empleado dijo que a él no podían dárselo. El gringo pregunta: "¿Por qué?". No hay respuesta. "¿Cuál es la razón?", insiste. "No sabemos. El notario solo lo da para peruanos". Fuimos a la Municipalidad de Surco. Lo daba Fiscalización, que estaba a ocho cuadras. Había muchos en la cola. Pregunto si allí los daban. "Espere su turno", responde la empleada. "¿Y si espero y aquí no es el lugar?". "Por favor, su cola", es la respuesta. Una señora empieza a gritar: "Por gusto he hecho cola". Gracias a otra ciudadana me enteré de que el lugar correcto era el primero al que fui.

Esta es la agresión que recibimos a diario los ciudadanos. Se formulan los procedimientos sin pensar en darnos facilidades. Las instituciones y sus empleados se sienten poderosos; nos ven como piojos necesitados de ayuda. Gracias a nosotros tienen sus sueldos y nos tienen que atender atenta y eficientemente. Si no, reclamemos siempre en voz alta y firme.