Las familias afectadas por el incendio del miércoles último, que dejó en escombros varias viviendas del Centro de Lima, aguardan por ayuda al no tener ni agua para lavarse las manos en medio de la pandemia. Una de las primeras colaboraciones llegó a través de un representante de los emolienteros de Lima al ofrecerles desayunos. (Fuente: TV Perú)

  • Redacción PERÚ21
  • Viernes 31 de julio del 2020, 15:04
  • Duración: 04:08