Sexo: Aprende cómo dar un excitante masaje en busca del orgasmo

Carlos Alberto Martínez, maestro de Sexualidad Sagrada, y director de la Escuela de Sensualidad Amar, nos explica los detalles de este arte tántrico.

Sexo

(Getty Images)

(Getty Images)

Getty Images

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Los masajes no solo pueden ser utilizados como una herramienta terapéutica sino también como un arma para la vida sexual y puede dar resultados beneficiosos a la relación de pareja si sabes cómo, cuándo y dónde hacerlo.

Carlos Alberto Martínez, maestro de la Sexualidad Sagrada, recomienda aprender a dar masaje al Lingam (miembro viril), que es un masaje tántrico hecho por la pareja. Sin embargo, el especialista afirma que “ella debe liberar sus miedos a sentir para transmitir una influencia que permita que el hombre alcance su sanación y como tal la elevación espiritual”.

El maestro de la Sexualidad Sagrada nos recuerda que si bien los hombres están más acostumbrados a dar masajes que a recibirlos, ellos pueden tener dificultades para relajarse durante el masaje tántrico. Por eso la mujer debe seguir los siguientes pasos:

1. Haz que tu pareja se tumbe con las piernas separadas y un cojín debajo de las caderas, para levantar la zona del Lingam, y otro debajo de la cabeza para que pueda ver sus genitales.

2. Comienza con un ligero masaje por todo el cuerpo, evitando la zona del Lingam por un tiempo. Esto le permitirá a tu pareja relajarse completamente y prepararse para el tacto del Lingam.

3. Vierte una pequeña cantidad de aceite sobre el Lingam y sus alrededores. Luego empiece a masajear. A continuación masajea suavemente la zona del hueso púbico por encima del Lingam, y después las áreas anexas. 

4. Ahora, pasa al Lingam, pellizca suavemente la base con la mano derecha y asciende por el tronco. Luego retira la mano y repite con la mano izquierda. Haz esto por un tiempo, antes de pasar a tomar el Lingam por la parte superior, deslizando hacia abajo el eje, y repitiendo después el proceso con la mano izquierda.

5- La parte superior del Lingam es muy sensible y merece una atención especial. Masajéala con movimientos circulares. Trata de mantener a tu pareja cerca del orgasmo, pero retrocede. Esto le ayudará a controlar su eyaculación y por lo tanto logrará más orgasmos y más placenteros.

Beneficios del masaje al Lingam:

Los beneficios en el hombre: Lo libera de eyaculación precoz, de problemas a la próstata, se libera de la frialdad sexual, aprende a dar amor y recibir amor. Gracias a la liberación energética su miembro alcanza mayor tamaño y grosor. Además, mayor dureza y sensibilidad. Y en la mujer puede sentir profundamente su sexualidad, logra más sensibilidad para alcanzar órganos múltiples con mayor plenitud.

El maestro de la sexualidad sagrada nos recuerda que para liberarse de forma correcta de los miedos y poder dar a la pareja la energía correcta a través del contacto físico hay que tomar clases de masaje tántrico. Se recomienda ir con tu pareja.

Leer comentarios ( )

Ir a portada