La planta nuclear provocó la filtración de más de 300 toneladas de agua contaminada. (USI)
La planta nuclear provocó la filtración de más de 300 toneladas de agua contaminada. (USI)

El 11 de marzo del año 2011 Japón sufrió un terremoto de 9 grados en la escala de Richter. Fallecieron más de 20 mil personas y hubo millones de dólares en pérdidas materiales. La crisis se agudizó con el accidente producido en la planta nuclear Fukushima Daiichi, el cual ocasionó la liberación de material radioactivo. Desde entonces se han hecho notables esfuerzos para aplacar la situación.

NUEVO ACCIDENTEHace unas semanas, la planta nuclear provocó la filtración de más de 300 toneladas de agua contaminada. La fuga del líquido se habría producido por la mala manipulación de un tanque.

Las autoridades japonesas ya están descontaminando las zonas afectadas. Sin embargo, pescadores japoneses han manifestado su intención de no seguir pescando en las aguas del Pacífico.

Por otro lado, según un informe de la cadena NHK, 18 niños de Fukushima han desarrollado cáncer de tiroides. Además, en julio pasado falleció Masao Yoshida, director de la planta nuclear y, también, llamado "héroe de Fukushima" debido a su valiente labor durante la crisis de 2011. Yoshida murió de cáncer, pero TEPCO ha negado que ello tenga que ver con el accidente. Asimismo, en enero se halló un pez cuya contaminación superaba en 2,500 veces el nivel máximo permitido.

Todo esto da que pensar. Lo cierto es que Fukushima no se recupera aún al 100%.