(Fuente: lahora.com.ec)
(Fuente: lahora.com.ec)

Luisa e Israel son enamorados desde hace más de 10 meses. Ambos se quieren mucho e, incluso, tienen planes de matrimonio. Se llevan muy bien, casi no pelean, son una pareja sólida y despiertan la envidia de su círculo de amigos.

Sin embargo, esa paz y felicidad se vio interrumpida hace varias semanas con la llegada de Francisco, el exenamorado de Luisa.

La llamó y le pidió que volvieran a ser amigos. Ella le dijo que tenía novio y que no quería problemas. Pero, ante la insistencia de Francisco, aceptó ir a tomar un café, luego lo agregó en su y, con el pasar de los días, iniciaron una permanente comunicación telefónica.

Los amigos de Israel le contaron lo que ocurría y comenzaron a molestarlo. Le decían que su novia lo engañaba.

Él se enfureció y le preguntó a Luisa si era verdad todo lo que le habían dicho. Ella no lo negó, pero le juró que solo lo amaba a él y que ya no sentía nada por su 'ex', que solo lo quería como a un amigo y que hablaban de vez en cuando porque ambos terminaron bien y no querían perder su amistad.

Él le pidió que cortara toda la comunicación con Francisco o, de lo contrario, terminaría la relación. Ella le dijo que lo haría solamente porque lo amaba y porque no quería que terminaran todos los momentos lindos que vivían juntos.Sin embargo, por dentro Luisa se siente triste y molesta porque cree que su pareja no puede prohibirle nada pues no es una niña y tampoco está actuando indebidamente.

¿QUÉ HACER?La psicóloga María Herrera indica que lo principal es evaluar los verdaderos motivos por los que tu expareja quiere retomar la amistad contigo.

Hay que darse cuenta si es que él o ella quieren regresar. Además, debes meditar y ser sincera contigo misma si es que verdaderamente ya no sientes nada o si albergas la esperanza de volver con él.

Si luego de la reflexión decides seguir hablando con él, entonces comunícaselo a tu actual pareja para que luego no haya sorpresas y para que él no desconfíe de ti. Explícale que no queda ningún sentimiento hacia tu anterior compañero, solo un deseo por continuar la amistad.

Si él no está de acuerdo y te pide que dejes de hablarle, decide cuál es la prioridad en tu vida, pero trata de ponerte en sus zapatos y piensa cómo actuarías tú si el caso fuera al revés.