Lo primero que debes hacer con tus labios es hidratarlos. (USI)
Lo primero que debes hacer con tus labios es hidratarlos. (USI)

HIDRATACIÓNEs el punto cero en cuanto al cuidado de los labios. Antes que pensar en colores y formas de aplicar productos, hay que hidratar correctamente los labios. Una manera sencilla de hacerlo es mediante el uso de labiales con hidratante o productos específicos para tal fin (como los bálsamos o, incluso, vaselina). Un consejo complementario: antes de acostarse, retire el maquillaje de los labios.

EXFOLIACIÓNOtra clave fundamental, pero poco aplicada. En el mercado hay productos exfoliantes muy buenos que ayudan a eliminar las células muertas, 'pellejitos' y a estimular la producción de nuevas células. Se recomienda hacer esto, máximo, una vez a la semana.

INTENSIDADEs difícil hablar de tendencias únicas actualmente. Es decir, hay diversos caminos que se adaptan a todos los gustos. Uno de ellos consiste en elegir labiales en tonos cálidos e intensos. El rojo pasión, por ejemplo, se ha vuelto a poner en boga. Es cuestión de atreverse.

SUTILEZAOtro camino en cuanto a color es el estilo 'nude', muy popular desde hace un buen tiempo. Uno de sus atractivos radica en ser minimalista y elegante a la vez: aporta solidez estética sin necesidad de mucho maquillaje. Puede usarse en el día a día pero también en ocasiones formales.