La falta de leptina o de su receptor conduce a la obesidad. (AFP)
La falta de leptina o de su receptor conduce a la obesidad. (AFP)

Tras revelar la existencia de los genes involucrados en la regulación del apetito y del peso corporal, Douglas Coleman y Jeffrey Friedman han recibido el Premio en la categoría de biomedicina.

A partir de esta investigación quedó claro que la leptina es la hormona producida por la grasa que actúa sobre el hipotálamo, en el cerebro, para "regular la ingesta de alimento, el gasto energético y la cantidad de grasa que se acumula", señala el acta del jurado.

"La falta de leptina o de su receptor conduce a la obesidad", un mecanismo identificado inicialmente en ratones pero "también en humanos y por tanto con implicaciones clínicas obvias", refiere el documento.

Eso significa, en última instancia, que la obesidad "está en el cerebro".