(Internet)
(Internet)

Un grupo de investigadores de la , en EEUU, logró insertar en cucarachas un mecanismo electrónico que les permitió controlarlas remotamente como si de autos dirigibles se tratara.

La idea busca que las cucarachas, animal extremadamente resistente y capaz de infiltrarse en cualquier lugar, puedan controlarse para ser utilizadas en situaciones de rescate, pues actuarían como dispositivos móviles que recopilarían información y ayudarían a encontrar sobrevivientes tras una catástrofe.

La técnica se basa en acoplar al insecto un chip controlado por vía inalámbrica que emite pequeñas descargas en la cucaracha para que los científicos puedan controlar sus movimientos.

Según Alper Bozkurt, coautor del trabajo, explicó que fabricar robots diminutos que puedan operar en situaciones de catástrofes sería complicado. Por ello, se decidió apelar a lo que se conoce como "biobótica" y hacer uso de cucarachas en lugar de robots, ya que son criaturas capaces de desenvolverse con soltura en ambientes hostiles.

"Nuestro objetivo es averiguar si podemos crear una conexión inalámbrica biológica con las cucarachas, que son robustas y que son capaces de infiltrarse en pequeños espacios. Creemos que esto nos permitirá crear una red de sensores inteligentes móviles que empleen a cucarachas para recolectar y transmitir información, así como encontrar a sobrevivientes en un edificio destruido por un terremoto, por ejemplo", sostuvo el investigador.

CÓMO FUNCIONACon el fin de controlar el movimiento de las cucarachas, los científicos instalaron un chip de 0,7 gramos de peso en el lomo de un tipo de cucaracha oriunda de Madagascar.

Este microcontrolador se conecta a las antenas y a los cercos, unos apéndices ubicados en el abdomen de los insectos, que sirven para detectar movimiento en el aire que pueda indicar la presencia cercana de un depredador.