Al menos 25 personas fueron arrestadas la noche del sábado al margen del Gran Premio de Canadá, en (Quebec, sureste), durante una manifestación de cerca de 500 participantes que protestan contra ese evento y .

La marcha se desarrollaba de forma pacífica: algunos de los manifestantes iban haciendo ruido con cazuelas y sartenes, mientras que otros portaban máscaras de carnaval.

Pero cuando la caravana se acercó a la calle Crescent, en donde se instalaron stands de , la Policía bloqueó al acceso y lanzó gases lacrimógenos para dispersar a la muchedumbre.

Un periodista de la AFP vio que la policía esposaba a un joven vestido de negro, al que también sometieron a cateo. En la calle, yacían tres patrullas con las ventanas rotas y cubiertas de confeti.

Durante el transcurso de las manifestaciones el servicio de prensa de la policía de Montreal aseguró que las detenciones serán selectivas y que podrían producirse más durante la noche.

Los estudiantes denuncian que el Gran Premio de Canadá, la carrera anual más importante de Montreal, es un "evento elitista", pero también buscan utilizar la presencia de los medios y de turistas que el evento genera para difundir su causa en contra de un alza de las colegiaturas universitarias.

También participaron de la manifestación grupos que denuncian los abusos de empresas corporativas y defensores de los derechos de la mujer.

La Classe, el gremio estudiantil más radical del movimiento, reiteró el sábado que no buscaba afectar el Gran Premio e instó a los sindicatos de obreros a unirse a su causa.

Esta semana, también se llevaron a cabo protestas en contra de una nueva ley que restringe el derecho a hacer manifestaciones en la provincia de Quebec.

La Ley Especial 78 prohíbe toda conglomeración a menos de 50 metros de las universidades y obliga a informar a la Policía con "al menos 8 horas de antelación" de cualquier manifestación, previendo fuertes multas para los que no respeten las nuevas reglas.

La nueva legislación, aprobada el 18 de mayo, busca apaciguar el fuerte movimiento estudiantil que se inició en febrero y que rechaza un aumento de las colegiaturas universitarias, pero en los hechos, sólo ha logrado atizar la oposición al gobierno.

La última propuesta del gobierno prevé un aumento de la colegiatura universitaria de 1.533 dólares canadienses (USD 1.473) en los próximos siete años, pero los estudiantes la rechazan y el pasado mes congelaron las negociaciones.

Desde febrero, cientos de manifestantes han sido arrestados y se han producido esporádicos enfrentamientos, en un movimiento en el que más de 165.000 estudiantes están en huelga y decenas de miles han participado en manifestaciones nocturnas.

Videos ciudadanos recopilados por .