En lo que sería uno de los primeros antecedentes de un 'piloto automático', un video de muestra cómo un aeroplano Self Flyer vuela pese a la ausencia de su piloto gracias a un sistema de estabilizadores.

Para demostrar que la nave se mantiene estable sin necesitar la manipulación de un humano, el temerario piloto sale por uno de sus costados y hasta se recuesta sobre las alas.

La grabación hecha el año 1932 en Glensdale, Estados Unidos, muestra los rápidos avances aeronáuticos desde el .