Philippe Croizon, un francés que perdió hace 18 años sus cuatro extremidades en un accidente, tiene como meta el nadar entre cada uno de los continentes del planeta. Su hazaña empezará a inicios de mayo del 2012.

Para realizar esta proeza, Croizon utiliza unas aletas especiales atadas a sus muñones así como un esnórquel. Además, ha entrenado durante años adaptándose a esta forma de nadar, lo cual le ha dado resultados: en el 2010 cruzó nadando el , de 35 km de ancho. Croizon será acompañado por su amigo Arnaud Chassery.

Cuestionado sobre la razón de su hazaña, el francés afirmó en una entrevista al Telegraph.co.uk: "Lo que es importante es el calor humano, el cual hemos encontrado todas las veces, eso es lo que queremos que las personas vean, a Arnaud y a mí, dos personas que no tienen diferencias. Seas lisiado o tengas el cuerpo sano, todos vivimos en el mismo planeta."

En el mes de mayo, Croizon iniciará su travesía nadando desde Indonesia a Papuá Nueva Guinea. Después atravesará el Mar Rojo entre Jordania y Egipto; le seguirá el , que separa Europa de África. El último viaje, programado para agosto, lo llevará a cruzar el , que separa América de Asia. Todo esto equivale un viaje de 85 kilómetros aproximadamente.

Interesados en apoyar esta causa pueden ingresar a la página web de (Nadando más allá de las Fronteras).

Vía .