Un enorme sistema de tormentas que arrojó nieve y aguanieve en el centro de Estados Unidos, desatando tornados en el sureste y causando la muerte de tres personas, comenzó a avanzar este miércoles hacia el noreste del país, lo que provoca afectaciones en los sistemas de transporte de pasajeros.

Más de 325 vuelos en diversas partes de Estados Unidos se habían cancelado para el miércoles por la mañana, de acuerdo con el servicio de rastreo de vuelos, informó la agencia de noticias AP. La mayoría fue en aeropuertos que se hallan en el camino de la tormenta.

Se preveen nevascas para partes de Illinois, Indiana y Kentucky para el miércoles. Para el fin de semana, se pronostica que las nevadas se muevan hacia el noreste.

Los inusuales tornados invernales, además, dañaron inmuebles en y . Las tormentas dejaron sin suministro eléctrico a más de 100 mil usuarios en la región, lo que afectó las celebraciones navideñas.

Se reportaron 34 tornados en Texas, Luisiana, Misisipí y Alabama el martes, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional.