Ollanta Humala viajó a Apurímac acompañado de algunos de sus ministros. (Andina)
Ollanta Humala viajó a Apurímac acompañado de algunos de sus ministros. (Andina)

Fiel a su estilo, el presidente volvió a hablar del "Estado gordo" durante su reciente visita a , donde entregó ayuda humanitaria a los afectados por las bajas temperaturas y nevadas que azotan a dicha región.

En esta oportunidad, desde el distrito de Mara, sostuvo que anteriormente hemos tenido un "Estado que tenía soroche y que no quería venir" a las zonas más recónditas del país.

Lo curioso es que estas declaraciones las ofreció tras las constantes críticas que realiza el exmandatario a su gestión. Además, en otras oportunidades también habló de los "panzones" que se ufanan del crecimiento económico del país y del "Estado panzón" que no le gusta trepar cerros, en clara referencia al líder aprista.

"Creemos que es importante que el Gobierno Central, empezando por su presidente y sus ministros, vayan a donde normalmente los presidentes no van, que son los pueblos más pequeños, los distritos, las provincias recónditas en el país, los lugares más pobres donde la gente dice, con razón, ¿dónde diablos está el Estado?", señaló Humala Tasso, quien quiso marcar distancia de su antecesor.

"Nosotros estamos acá para decirles que tenemos otra forma de gobernar. La misma performance, el mismo origen militar que tengo me hace viajar a todos los lugares como si estuviera patrullando, viendo que las cosas funcionen y, obviamente, escuchando los problemas y buscando soluciones", añadió.

"Hoy día queremos demostrar que este es otro Estado, que está conducido por un Gobierno que se pone zapatos, se pone jean, se pone su poncho y va a dónde va la gente", sentenció.