Silencio de candidato. El empresario ha evitado responder a las graves imputaciones. (Perú21)
Silencio de candidato. El empresario ha evitado responder a las graves imputaciones. (Perú21)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Los testimonios de tres personas, dos de las cuales figuran como proveedores principales de la cadena de restaurantes , podrían complicar la situación de , fundador y directivo de esta organización empresarial, quien pretende ser candidato presidencial en las elecciones generales del 2016.

Se trata de María Carrasco, su hija Elvira Núñez y Cristian Ruiz, amigo de esta última, quienes sostienen que vendieron 33 mil facturas en blanco a Rústica – durante el 2011 y el 2012 –, al parecer para que esta corporación pagara menos impuestos o incluso ocultara alguna presunta actividad de lavado de activos.

"No le he vendido nada (a la referida compañía ni a Mauricio Diez Canseco). Ni lo conozco", dijo Carrasco, de 84 años, al programa Cuarto poder.

A su nombre se emitieron facturas sin llenar que Rústica habría utilizado para, supuestamente, justificar el desembolso de S/.62 millones en sus registros contables.

En apariencia, la octogenaria le había vendido a la empresa de Mauricio Diez Canseco abarrotes, insumos, licores, harina, masa para pizza.

EMPRESA FANTASMAPero fue la hija de Carrasco, Elvira Núñez, la persona que llegó a ese acuerdo con su amigo Juan Condeso, contador de Rústica, según la propia versión de ella. "Empieza cuando él (Condeso) me propone que haga una empresa. Ya no a mi nombre, porque tenía una deuda con Sunat. Y entonces me dice, podría ser tu mamá", afirmó Núñez.

Añadió que el contador de Rústica le entregaba entre S/.5 mil y S/.7 mil mensuales por las facturas en blanco.

"Son dos años, 30 mil facturas. Entonces es irreal, está fuera de la realidad", indicó.

Cuando la Sunat empezó a requerir a su madre por defraudación tributaria, Núñez gestionó una reunión con Mauricio Diez Canseco.

El empresario la recibió a ella y al contador en su anterior domicilio, en el Golf de San Isidro, y le prometió "arreglar" el caso en la Sunat, pero eso no sucedió.

SABÍA QUE

  • Cristian Ruiz, el otro aparente proveedor de Rústica ante la Sunat, también negó haber efectuado venta alguna a la compañía que fundó Mauricio Diez Canseco.
  • Dijo que emitió 3 mil facturas en blanco a cambio de dinero. "Soy amigo de Elvira Núñez y acepté crear una empresa (ficticia) para estas personas", expresó.