La aprobación del burgomaestre no sube.
La aprobación del burgomaestre no sube.

Más han sido sus enfrentamientos, sus excesos verbales, sus amenazas, sus pretextos que sus obras o el cumplimiento de sus promesas electorales. Lima no avanza, su municipio está endeudado y los ciudadanos pagarán las consecuencias.

Rafael López Aliaga sigue desdibujado y su gestión naufraga en medio del rechazo de la mayoría de los limeños. Una reciente encuesta de Ipsos para Perú21 coloca al burgomaestre con un 32% de aprobación, un punto menos que la medición de abril pasado.

Mientras, el rechazo a la labor del también líder de Renovación Popular alcanza el 59%

Para Martín D’Azevedo García, presidente del Instituto Peruano de Gestión Municipal, la gestión de López Aliaga carece de estrategia y adelanta que al final de su mandato el burgomaestre capitalino no logrará solucionar los problemas de la ciudad ni cumplir con sus promesas.

“El alcalde está llevando su gestión de manera irregular, con planteamientos extraños como la playa artificial, el tema de los peajes, los arbitrajes y su impertinente recurrencia a la justicia nacional. Auguro que López Aliaga va a terminar sus cuatro años de gestión sin solucionar el tema de los peajes y sin haber comprado las 10 mil motos”, dijo a Perú21.

FICHA TÉCNICA:

UNIVERSO: Hombres y mujeres mayores de 18 años, de todos los niveles socioeconómicos (NSE), residentes en Perú urbano y rural. MUESTRA: 1206 personas entrevistadas en zonas urbanas y rurales. Margen de error para resultados totales de ± 2.8%. TÉCNICA: Bus Express: Cuantitativa mediante encuestas en tablets con técnica cara a cara. CAMPO: Se llevó a cabo el 09 y 10 de mayo del 2024.

Perú21 ePaper, y pruébalo gratis