Miembros de la antigua base de Corazón Pata iba a ser el blanco de la insania del clan Quispe Palomino. (AFP)
Miembros de la antigua base de Corazón Pata iba a ser el blanco de la insania del clan Quispe Palomino. (AFP)

Lina Godoylgodoy@peru21.com

Objetivo sangriento. La reunión entre el sanguinario Alejandro Borda Casafranca, 'camarada Alipio' y Martín Quispe Palomino, 'camarada Gabriel' –mandos del clan narcoterrorista de los hermanos Quispe Palomino que opera en el Valle de los Ríos Apúrimac-Ene-Mantaro ()–, tenía como único fin ultimar los detalles para atacar una base militar en esa zona.

Se trata de la pequeña base contrasubversiva de Corazón Pata ubicada, también, en el distrito de Llochegua, en la provincia ayacuchana de Huanta a escasas tres horas de camino de la zona donde fueron sorprendidos y atacados por las fuerzas del orden, el domingo pasado.

Un promedio de 50 delincuentes narcoterroristas de los Quispe Palomino, fuertemente armados, se encontraban apostados en los anillos de seguridad que rodeaba al poblado y que en la madrugada del lunes iban a partir con dirección a la sede de la antigua base militar.

El especialista en temas de narcoterrorismo Pedro Yaranga señaló a Perú21 que ese cuartel militar cuenta con apenas 30 soldados y está dirigido por un mayor del Ejército Peruano.

Es más, en los últimos años la citada base (una de las más antiguas en la zona del Vraem) ha sido blanco de diferentes acciones de hostigamiento de parte de las huestes de los Quispe Palomino debido a que se encuentra en lo alto de una cima, cerca al poblado de Chongos.

INTERVENCIÓN OPORTUNAYaranga precisó que no fue casual el desplazamiento de 'Gabriel', desde la provincia de La Convención (Cusco), hacia esa zona ayacuchana donde se reunió con 'Alipio'. En Cusco, se recuerda, 'Gabriel' secuestró a los trabajadores de una empresa en Kepashiato y derribó dos helicópteros de la Policía en mayo de 2012.

"Tampoco fue circunstancial que hayan llegado a la casa de una familia amiga del sanguinario 'Alipio' en Pampas-Llochegua. Hasta la fecha no se sabe nada de la familia, de sus hijos y demás familiares", señaló el especialista, quien también aseguró que fueron ellos los que ayudaron a que se llevara a cabo la emboscada de la 'Operación Camaleón'.

Por otro lado, se supo que la primera información que ofreció el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, almirante José Cueto Aservi, respecto a que un cuarto integrante de esta columna también llegó a la vivienda, también es cierta.

Se trata de otro miembro de la seguridad personal de 'Alipio' que no llegó a ingresar con su compañero de armas, 'Alfonso' –también muerto en el operativo– sino que se quedó en la puerta de ingreso.

Este sujeto, se conoció, fue blanco de la explosión de la vivienda que tuvo una onda expansiva de casi 200 metros.

Por tal motivo, sus restos no fueron hallados por los peritos de las fuerzas del orden. Solo se encontraron partes de su cuerpo en la explanada del mencionado poblado.

DATOS

- Patrullas combinadas de la Policía y del Ejército siguen patrullando la zona en busca de las huestes que acompañaban a 'Alipio' y a 'Gabriel', el día del operativo que acabó con sus acciones en el VRAEM.

- Los hermanos de los dos mandos terroristas del clan Quispe Palomino que fueron abatidos el domingo se sometieron a las pruebas de ADN para que sean contrastadas con las muestras tomadas a los cuerpos calcinados que se encuentran en la Morgue de Lima, como lo informó Perú21.

- Los resultados deben estar listos, a más tardar, a fin de mes debido a la atención especial que están tomando (por encargo especial de la Dincote y del Ministerio Público) los peritos de la Dirección de Criminalística de la Policía. El único que no será identificado, se supo, será 'Alfonso'.