notitle
notitle

La presidenta de las Rondas Campesinas de Cañaris, Rosa Huamán, aseguró que el paro contra el proyecto minero Cañariaco solo se ha suspendido, y exigió que representantes del Ejecutivo viajen al mismo lugar del conflicto, para escuchar las demandas de la población.

De esta manera, Huamán contradijo al delegado de la comunidad San Juan Bautista de Cañaris, Roberto Reyes, quien –un día antes- había comunicado que en una asamblea popular los comuneros habían la medida de fuerza hasta el 2 de marzo, día que se reúne la tercera mesa de trabajo que promueve el Ejecutivo.

Huamán no descartó que la tregua se amplíe hasta esa fecha, sin embargo, advirtió que la población, en cualquier momento, podría levantarse en caso no sea escuchada. "La gente está muy indignada y en cualquier momento se levanta", alertó.

Los pobladores de Cañaris demandan que la empresa canadiense paralice las exploraciones mineras en la zona.